MONA DE PASCUA DE MERMELADA DE MELOCOTÓN Y YEMA QUEMADA

La verdad es que ha quedado bonita, y para ser la primera que hago al estilo "pastelería" ha quedado muy bien. Os doy la receta por pasos, desde la preparación del bizcocho hasta la decoración. Si disponéis de fruta escarchada de colores mejor, porque con la naranja, que la única que tenía en casa, queda un poco aburrida y poco colorida.... además podéis comprar unos huevos de chocolate para poner encima. Necesitaréis un poco más de tiempo del que habitualmente necesitáis para mis recetas, pero el resultado vale la pena.




Ingredientes (para 6 personas aprox):

Para el bizcocho:
3 huevos
100 gr de harina
100 gr de azúcar
1 cucharada sopera de leche
una pizca de sal

Para la yema quemada:
2 yemas de huevo
1/2 vaso de cortado de azúcar
2 cucharadas de café bien colmadas de maicena
1 vaso de cortado de agua

Para rellenar:
2 cucharadas de agua
4 cucharadas de azúcar
mermelada de melocotón
Para decorar:
fruta escarchada
crocanti de avellana
muñecos
huevos de chocolate


Para preparar el bizcocho:
Batimos las yemas con el azúcar con unas varillas hasta que cojan volumen. Vamos mezclando poco a poco con la harina previamente tamizada con un colador. Como queda muy espeso y os costará acabar de mezclarlo, añadimos la cucharada de leche y mezclamos bien. Aparte montamos las claras con las varillas eléctricas y la pizca de sal. Cuando estén completamente montadas las incorporamos a la mezcla anterior mezclando bien con movimientos envolventes para que no se bajen las claras. Volcamos en un molde que habremos forrado con papel de cocina (para darle forma mojadlo bien y lo escurrís muy bien, se convierte en muy manejable y se os adaptará perfectamente al molde).

Ponemos en el horno previamente precalentado a 180 grados durante 20 minutos.

Dejamos enfriar el bizcocho, retiramos el papel con cuidado y lo ponemos un rato en la nevera para poder cortarlo después más facilmente.

Para rellenar:
Hacemos un almíbar con el azúcar y el agua y una cucharadita de mermelada de melocotón. Dejamos que enfríe un poco. Cortamos el bizcocho por la mitad y lo humedecemos con un poquito de almíbar en cada lado. Rellenamos con mermelada de melocotón y volvemos a tapar.

Para decorar:
Preparamos una yema pastelera: mezclamos dos yemas de huevo con el agua y lo batimos con un tenedor. Lo colamos y lo volcamos en un cazo. Añadimos el azúcar que habremos mezclado previamente con la maicena. Lo ponemos todo al fuego y mezclamos constantemente con una cuchara de palo o unas varillas para que no queden grumos. Cuando empiece a espesar un poco retiramos enseguida del fuego para que no espese demasiado. Volcamos en una bandeja para que se enfrie rápidamente. Volcamos sobre la tarta repartiendo por encima y untamos también los laterales.

Cogemos granillo de crocanti (o de chocolate) y lo pegamos gracias a la yema en los alrededores del pastel.

Sobre la parte superior añadimos un poco de azúcar y la quemamos con la ayuda de un soplete de cocina (o una pala de quemar crema catalana). Decoramos con fruta escarchada, muñequitos o huevos de chocolate. Incluso podéis comprar una figura de chocolate un poco más grande y colocarla en el centro.

2 comentarios:

  1. Sorprendente y deliciosa receta huuuuuu...que buena.Besoss

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Doris, vale la pena dedicar un poquito de tiempo para sorprender a los peques en un día especial!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...