PAN DULCE DE FRUTAS CONFITADAS

Esta receta tiene muchísimos ingredientes pero es bastante sencilla de preparar.  La textura final os quedará a medio camino entre un pan y una galleta. Queda muy rico y los toques de la fruta confitada le dan un sabor excelente. Está inspirada en una receta navideña alemana, el Christstollen, aunque, como siempre, lo he aligerado mucho en calorías, en concreto quitándole buena parte de mantequilla y cambiando algunas cosillas. 



Ingredientes:

250 gr de harina + 50 gr adicionales para amasar
10 gr de levadura en polvo royal
30 gr de mantequilla
50 gr de aceite de girasol
2 cucharadas soperas de avellana molida
1 cucharadita de café de extracto de naranja
1 huevo xl
100 gr de queso philadelphia
70 gr de azúcar
1 sobre de azúcar avainillado
1/2 cucharadita de canela en polvo

1 vaina de vainilla
2 bayas de cardamomo
una pizca de nuez moscada
una pizca de gengibre en polvo
140 gr de pasas de corinto
50 gr de ron
4 orejones secos
150 gr de fruta escarchada en trocitos

En un bol mezclamos: los 140 gr de pasas de corinto, los 50 gr de ron, 4 orejones secos cortados en daditos y 150 gr de fruta escarchada en trocitos. Dejamos reposar.

En otro bol mezclamos: 70 gr de azúcar, 1 sobre de azúcar avainillado, 1/2 cucharadita de canela en polvo
el interior de 1 vaina de vainilla, el interior de 2 bayas de cardamomo, una pizca de nuez moscada y una pizca de gengibre en polvo.

En un robot de cocina con el gancho de amasar vamos añadiendo: 250 gr de harina, 10 gr de levadura en polvo royal, 30 gr de mantequilla en pomada, 50 gr de aceite de girasol, 2 cucharadas soperas de avellana molida, 1 cucharadita de café de extracto de naranja, 1 huevo xl y 100 gr de queso philadelphia.

Cuando tengamos una masa homogénea añadimos el contenido del bol de azúcar y especias.

Volcamos todo en una mesa enharinada y añadimos la mezcla de las frutas en ron que habremos escurrido previamente. Para mezclarlo mejor y conseguir una masa consistente vamos añadiendo poco a poco los 50 gr de harina adicionales.

Precalentamos el horno a 220 grados. Damos forma de barra de pan a la masa (os dará para dos barras) y la ponemos en el horno. En cuanto lo pongamos en el horno lo bajaremos a 150 grados y lo dejaremos 50 minutos. Ponedlo en la bandeja a media altura y poned en la base dos capas de papel de cocina.

Retiramos y dejamos enfriar. Decoramos untando la superfície con mantequilla con la ayuda de un pincel y con azúcar glas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...